martes, 6 de diciembre de 2011

Apadrina a un ciclista

Imagen propiedad de Allan Peters

Todos tenemos algún amigo, conocido o compañero de trabajo que pedalearía por Madrid si no hiciera frío, si no hubiera cuestas, si los coches no fueran tan rápido, si el Almendralejo ganara la Liga... en fin, un «excusas» que, por miedo o por pereza, no termina de sacar la bici a la calle a pesar de que le gusta hacerlo o lo hace los fines de semana por sitios donde «no molesta».

Y, sin embargo, sabes que con un empujoncito, se uniría a nosotros. Montar en bici por la ciudad puede dar miedo al principio, especialmente si uno lo hace a solas y sin que nadie de su entorno comparta esa filosofía. ¿Qué tal si le guías como un hermano mayor? Un padrino que le enseñe.

Nosotros, ya experimentados, consideramos que tenemos cierta obligación de echar una mano a aquellos que no sacan la bici nunca o que, cuando lo hacen, se van al parque o ruedan por las aceras, exponiéndose a encontronazos, atropellos a peatones o multas.

Convence a tu amigo de que infle las ruedas, compruebe los frenos y las pilas de las luces y que se venga a pedalear contigo y con nosotros al próximo Bicienjambre, al que toque. En los grupos pequeños circulantes cabemos todos, él también; junto a ti se sentirá a gusto y protegido.

Apadrina a un ciclista hoy y puede que mañana salga él solo a pedalear.

Si quieres unirte a nuestra causa, copia este artículo en tu blog o perfil de Facebook y, si tienes Twitter, difúndelo con la etiqueta #apadrinaunciclista.

Variación de un artículo original publicado en la página web de la Bicicrítica madrileña.

Esto es:

1 comentario(s):

  1. gracias compañero, me parece una buena idea, y cualquiera k tengan mas ideas tan buenas participes en el bicienjambre y se une. estais tod@s bien venid@s
    aupa
    salud y buen camino

    ResponderEliminar